El Testimonio de Dios

¿Alguna vez has estado cerca de alguien que se opuso a tus opiniones políticas, y cuando te animaste a decirle que estaba equivocado, respondio con frases que incluyen, pero no se limita a, “… pues el Presidente de la Casa … “,” … pero el líder de la mayoría del Senado … “,” … ¿qué hay de lo que el portavoz de la minoría hizo la semana pasada? “y” ¿Qué tienes que decir sobre el Proyecto de Ley 1133? “? Si no estás bien informado ​​sobre política, tu reacción natural sería sentir vergüenza, y  alejarte de la situación, ya que es obvio que tu oponente político está más educado y bien informado en este tema de lo que lo estás tú.

¿Cuántas veces has “rehuido” de la oportunidad de compartir a Jesús con alguien porque te sientes como si no estuvieras debidamente preparado para hacerlo, o tenías miedo de sentir vergüenza si llegaban a saber más que tú, “yo sólo soy un cristiano creciente”  puedes decir. O, “todavía estoy aprendiendo los entresijos de la Biblia.” Si has sentido o pensado estas cosas, felicidades, eres considerado como normal en la curva de campana estadística del cristianismo. Tu escuchas a los predicadores de la radio, la televisión, o en tu iglesia, y te das cuenta de lo poco que sabes sobre el cristianismo y la Biblia. Cuando escuchas a un evangelista leer una palabra o frase en el griego te frustra que no sólo tienes que aprender estas cosas en Inglés, sino también en hebreo y griego (nota: ¿No es curioso cómo algunas de estas personas “arrastran la r”  al hablar koiné griego(bíblico), cuando no tenemos la menor idea de cómo se pronuncia estas palabras [a excepción de la onomatopeya ocasional] en este idioma antiguo ).

Entonces, ¿cuál es la respuesta a este problema tan-común?

Pablo, de manera inequívoca, el evangelista más eficaz de Jesucristo de todos los tiempos, lo puso claramente en I Corintios 2 que él no vino con la fantasía o “…palabras persuasivas de la sabiduría humana…” cuando declaró el “testimonio de Dios”  él también declaró que “… decidido a no saber nada…” acerca de los corintios cuando les habló, “… salve a Jesucristo, ya crucificado.”

Pablo era un hombre muy inteligente y bien educado, pero él no gastó su tiempo tratando de escribir un sermón evangélico de fantasía cuando trajo a Jesús a estas personas. Tampoco investigo a los Corintios para ver cómo su cultura trata con ciertas situaciones con el fin de “agradarles” a ellos. Él simplemente predicó a Jesucristo, y cómo él fue crucificado por los pecados del mundo entero. Pablo declaró que lo hizo porque creía que “… la fe no esta fundada en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios.” Si su fe en Dios se basa en la sabiduría de los hombres, entonces no está bien arraigada. Nuestra fe debe estar en Dios, y en Él solo. Los hombres pueden y van a fracasar. Los hombres también pueden parecen tener sabiduría, pero, como dice Pablo anteriormente en el capítulo 1, “… lo que parece una locura de Dios, es mayor sabiduría que la de los hombres…” Pablo dice que esto no afirma que Dios tiene necedad, sino como una alegoría para ayudarnos a entender justo lo tonto que el hombre “más sabio” es cuando se compara con Dios.

Pablo pasa a decir que una verdadera relación con Dios a través de Jesús es sólo posible si el Espíritu de Dios lo llama primero. Aclara esto indicando:

“Porque, ¿quién de los hombres sabe las cosas del hombre, sino solamente el espíritu del hombre que está dentro de él? Así es que las cosas de Dios nadie las ha conocido, sino el espíritu de Dios. ”

Pablo está diciendo aquí que cuando un hombre se pone de pie y nubla el “Testimonio de Dios” con verborrea ofuscado y conceptos confusos, él (a sabiendas o no) se comunica con el espíritu del hombre, no el Espíritu de Dios. Es el Espíritu de Dios, quien atrae a un hombre a la salvación, * no * el espíritu del hombre, y si las personas se van a salvar, hay que estar comunicándose en el nivel espiritual, no el nivel intelectual. Esto presenta una situación peligrosa, tomar decisiones intelectuales, emocionales, o lógicas de seguir a Cristo. “¡Todo tiene sentido!” O “Simplemente, me parece correcto” son razones impropias para confiar en Cristo. La Biblia dice que si lo haces por cualquier otra razón que el llamado del Espíritu de Dios mismo, es de la nada, y no es una genuina relación con Cristo. Un buen amigo y mentor espiritual mío dijo una vez: “No necesitamos mejores cristianos en el mundo de hoy, necesitamos cristianos* reales *.” Recordemos las escalofriantes palabras de Jesús en Mateo 7:

“No todo el que dice: Señor, Señor,  entrará en el reino de los cielos; sino el que hace la voluntad de mi Padre el de los cielos. Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre arrojamos demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les responderé: Jamás os he conocido: alejaos de mí los que hicisteis el mal”.

En conclusión………

¿Estoy diciendo que no “estudies para mostrarte preparado?” No. Se nos dice que lo hagamos, y yo los invito enérgicamente a que lo hagan, pero no esperes hasta que te sientas “listo” para compartir el evangelio de Jesús.

¿Estoy diciendo que la gente que habla en griego (o incluso rodar de su r) están perdiendo el tiempo? No. Una cosa es ayudar en la educación bíblica de otros creyentes, y otra es intentar utilizar el conocimiento del mundo para tratar de ganar almas para Jesús.

¿Estoy diciendo que no debemos aprender acerca de otras culturas para que podamos modificar el mensaje y “agradar” a aquellos de una manera en la que vayan a responder? Bueno… ¡sí! Esta es la base entera de Pablo –No modifiques el Evangelio. Cuando se trata de llegar a la gente, es la sabiduría de Dios la que salva a la gente, y no la sabiduría del hombre… deja que el testimonio de Dios hable por sí mismo.

No esperes.

Comparte hoy.

Es la única cosa que importa realmente, y tu NUNCA estarás listo si estás esperando el momento en el que te sientas preparado-recuerda que no es tu trabajo salvar a la gente, es tu trabajo contarle a la gente sobre Cristo Jesús, y cómo murió en nuestro lugar- Dios hará el resto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

To prevent spam, please answer the following *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>